Plataforma de lanzamiento. 1992

“El artista fue invitado por la Galería El Museo a participar con una obra especial en una muestra de homenaje al recién fallecido Alejandro Obregón. Nadín Ospina produjo entonces Plataforma de lanzamiento II –Dedicada a Obregón (1992). A conciencia y por primera vez, armó un conjunto a partir de elementos existentes. Sobre una mesa triangular colocó un auténtico cóndor tairona de cerámica negra en alusión directa a los famosos cóndores obregonianos. En la repisa inferior de la mesa había una plato de semillas rojas de chocho y en los muros, flanqueando la mesa, dos líneas de neón azul que evocaban los trazos horizontales del pintor desaparecido, así como su sentido de la luz. El fulgor del neón era, al mismo tiempo, una señal estelar relacionable con el despegue del cóndor, despegue que como las semillas evocaba la vida en medio del luto que inspiraba la muerte. El hecho de reunir y recontextualizar todos estos elementos lo ayudó a comprender cuál era el camino a seguir. En adelante no volvería a modelar nada con sus manos, ni crearía formas nuevas con la arcilla. Como los transvanguardistas italianos, se atendría al vasto repertorio de imágenes heredadas del pasado. Al abordar los temas de esta manera, la idea de refigurar pasó definitivamente a primer plano, adquiriendo fuerza y esplendor.”

Alvaro Medina. Refiguraciones. 2000

Condor. Cerámica cultura Tairona
Semillas de Chocho (Ormosia coccinea)